Berenjena Rayada

La berenjena es originaria de la India donde se cultiva desde hace más de 4.000 años. Llegó a España durante la Edad Media, gracias a los musulmanes,cuando éstos ocuparon nuestro país. Y fuimos los españoles los que la introdujimos a Europa, donde se extendió rápidamente, sobre todo a Francia e Italia.

Pertenece a la familia de las Solanáceas, pertenece a la especie silvestre Solanum melongena, variedad esculentum. Es una planta de climas cálidos o templados, es muy sensible al frío y necesita un periodo de crecimiento caliente, para poder disfrutar de una buena cosecha y de su óptimo sabor.

Categoría:

Descripción

La berenjena es originaria de la India donde se cultiva desde hace más de 4.000 años. Llegó a España durante la Edad Media, gracias a los musulmanes,cuando éstos ocuparon nuestro país. Y fuimos los españoles los que la introdujimos a Europa, donde se extendió rápidamente, sobre todo a Francia e Italia.

Pertenece a la familia de las Solanáceas, pertenece a la especie silvestre Solanum melongena, variedad esculentum. Es una planta de climas cálidos o templados, es muy sensible al frío y necesita un periodo de crecimiento caliente, para poder disfrutar de una buena cosecha y de su óptimo sabor.

Información adicional

Propiedades y Beneficios

· Posee muy pocas calorías (17 calorías cada 100 gramos) por su elevado contenido de agua, por lo que es un vegetal ideal para incluir en cualquier dieta para bajar o controlar el peso.
· Mejora la circulación.
· Tiene propiedades antioxidantes, ya que contiene vitamina E, antocianina, un antioxidante que se encuentra en la piel de la berenjena y protege al organismo de algunos tipos de cáncer y enfermedades cardíacas (por lo cual es recomendable comerla con piel) y ácidos fenólicos.
· Tiene un alto contenido de potasio y algo de sodio, importantes para el sistema nervioso y cardiovascular.
· Por su alto contenido de agua es un muy buen diurético por lo que ayuda a perder peso.
· La fibra de la berenjena contribuye depurar el organismo, a bajar los niveles de azúcar en sangre (tan necesario para las personas con diabetes, por lo cual es un alimento muy adecuado para diabéticos), favorece la eliminación del colesterol, ya que absorbe las grasas de los alimentos que se comen con ella y que circulan por el intestino favoreciendo además la eliminación de las toxinas del organismo y regulado el tránsito intestinal. Para disminuir el colesterol se recomienda tomar medio litro de agua de berenjenas al día durante una semana.
· Aporta un alto contenido de ácido fólico, muy importante para las embarazadas durante los primeros meses de gestación.
· Su contenido en hidratos de carbono es escaso y en fibra alto, por lo cual resulta un vegetal muy indicado para las personas que tienen diabetes.
· Estimula el funcionamiento de la bilis, siendo muy efectivo su consumo en casos de insuficiencia hepática, por ejemplo.
· Es un vegetal muy rico en magnesio y hierro, una berenjena grande puede aportar hasta el 15% de la cantidad de éstos que se recomienda consumir diariamente. Por ello, es ideal para prevenir la anemia, aumentar y mejorar las defensas así como el funcionamiento cardíaco y muscular.
· Su pulpa machacada, posee propiedades curativas y balsámicas para las quemaduras solares así como para calmar el dolor causado por enfermedades reumáticas.

Receta Sugerida

Berenjenas a la parmesana

Ingredientes (4 raciones)
· 2 berenjenas pequeñas (rayadas)
· 1 lata tomate natural
· 200 g queso parmesano
· 1 bola mozarella fresca
· 1/2 cebolla
· 1/2 rama apio
· 1 chorreón vino blanco
· Aceite de oliva
· Hojas albahaca fresca
· Sal y pimienta negra molida

Pasos a Seguir
1.- Cortamos las berenjenas en rodajas finitas y las ponemos en un colador con sal para que vayan soltando el amargor. Mientras vamos a hacer la salsa de tomate casera.
2.- Para empezar con la salsa de tomate, ponemos la cebolla cortadita en pequeños trozos en una sartén con un chorreón de aceite de oliva, el vino blanco, sal y pimienta. La dejamos a fuego lento hasta que se poche bien.
3.- Cuando la cebolla está lista añadimos el tomate natural, la ramita de apio rayada, sal y pimienta. Tapamos y dejamos freír a fuego lento, durante unos 15-20 min.
4.- Con la salsa ya lista, empezamos a montar las berenjenas. En la base de una fuente de horno ponemos una capa de salsa de tomate, queso parmesano, hojas de albahaca y cubrimos con las rodajas de berenjena.
5.- Seguimos por capas de la misma manera, otra capa de tomate, queso y berenjenas. Así podremos ir haciendo tantas capas como queramos. Finalmente cubrimos con salsa de tomate, mozarella en rodajas y unas hojas de albahaca más.
6.- Metemos al horno a unos 180-190 grados durante al menos 30 min. Cuando veamos que el queso está gratinado y doradito ya podremos sacar.